Google+ Followers

Nuestros visitantes

Nuestro archivo

Nuestros seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Servicios ofrecidos

  • Conferencia: Stephen King y la lectura de terror en el aula.
  • Conferencia: La promoción de lectura y las TIC´s
  • Conferencia: El rol del maestro en la promoción de lectura
  • Conferencia: El papel del lobo en los cuentos de hadas
  • Conferencia: Lectura autónoma, lectura competente
  • Conferencia: Del mito a la ciencia ficción, una historia
  • Taller de intervención de textos en el aula.
  • Taller de narración oral.
  • Taller de lectura para padres y docentes
  • Taller de lectura en voz alta para padres y docentes.
  • Taller sobre manejo de Bullyng.
  • Organización de clubes de lectura en colegios.

Ads 468x60px

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores

Featured Posts

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Entradas populares

Recent Posts

PREDICADOR. Rumbo a Texas.

Author: Diego Fernando Marín
sábado, enero 13

Escrito por Garth Ennis
Ilustrado por Steve Dillon
Traducido por Guillermo Ruiz Carreras
Publicado por Vertigo – DC Cómicc – ECC ediciones
Recomendado para grandes lectores
Novela gráfica – Narración gráfica

     La palabra que se me viene a la cabeza al momento de escribir acerca de Predicador (Preacher, en su versión original) es amoral. No inmoral. Amoral. Si has visto la homónima serie de televisión, lo primero que tienes que saber es que se trata de una adaptación libre que toma muchos de los elementos principales y los narra a su manera. Esto no tiene nada de malo, por supuesto, pero es conveniente tener en cuenta que las cosas no tienen lugar de la misma forma. Predicado se ocupa un poco más de la política del otro mundo, al tiempo que da cuenta de cómo esta influye nuestra existencia.

     La premisa es brutal en su simplicidad, Dios ha desaparecido, y una entidad que comparte a partes iguales características angélicas y demoniacas, se ha aposentado en el cuerpo de un predicador de Texas. Un perdedor que arde hasta que consume todo su púlpito. Un predicado que desde ese entonces, apoyado en un poder que no termina de entender, se encamina a encontrar a Dios. Doquiera esté, el predicador va a buscar a Dios.

     Para ello cuenta con la ayuda de una antigua compañera de crímenes y de un hombre, un poco salvaje, un poco extraño, que se revela como un vampiro. Al mismo tiempo, hay persecuciones, peleas de jurisdicción en la ciudad celestial, una entidad antiquísima que se dedica a cuidar a la descendencia de Cristo, una investigación por asesinato y un policía que es todo honor y ética, que guarda un sórdido secreto. El resultado es un volumen hilarante e inquietante a partes iguales.

     No hay moral en Predicador, no hay un intento de definir la naturaleza de Dios, ni de reflejar de una manera vanguardista los padecimientos del ser humano; no hay reflexiones estrambóticas ni arrepentimientos vanos. Hay tres personajes que buscan a Dios para entender porque ha renunciado a su papel en el universo y, de paso, hacerle pagar por ello.

Predicador cierra este primer arco con una frase que resume muy bien su espíritu y propósito, “Hay mil historias en la ciudad desnuda… y no todas tienen moraleja” (p. 206) en algunas ocasiones, lo único que se quiere es contar una historia, solo una jodida historia.   

BATMAN R.I.P.

Author: Diego Fernando Marín


Escrito por Grant Morrison
Ilustrado por Tony Daniel & Lee Garbett
Traducido por Felip Tobar Pastor
Editado por DC Comics & ECC Ediciones
Recomendado para jóvenes lectores
Novela gráfica – Narración gráfica

     Es Batman, uno de los personajes más icónicos en el mundo del cómic. El miembro fundador de la Liga de la justicia que no tiene poder alguno; quien se ha enfrentado de tú a tú a Superman, y en algunas ocasiones lo ha vencido. Porque siempre tiene un plan, porque el maldito Batman siempre tiene un plan. Batman R.I.P. se encarga de mostrar qué tan cierta es esta afirmación.  

     La premisa parece simple, un grupo de villanos, El guante negro, centra su atención en Batman con el fin de destruirlo, con lograr “Ni más ni menos que la demolición total y absoluta de un noble espíritu humano”. Por supuesto, que se intente derrotar a Batman no supone ninguna novedad, sin embargo al estar a cargo del guion Grant Morrison, implica que los hechos no son tan sencillos como se suponen.  

     Batman nace en 1939, y desde ese momento ha protagonizado centenares de relatos, enfrentándose a personajes descabellados como, Dos caras, Hiedra venenosa, el Pingüino, el Joker, La corte de los búhos y un larguísimo etcétera, pues además ha coleccionado nuevos adversarios en sus aventuras con la Liga de la Justicia. Todos estos relatos variopintos, han dado lugar a situaciones contradictorias, a personajes que se dejan a un lado y jamás se retoman, líneas inconclusas, olvidadas o dejadas de lado por inverosímiles. Ha de aclararse que lo que sucede con los personajes de los cómics es común a cualquier mitología. Sin embargo, huelga preguntarse ¿qué sucedería si de alguna forma se considera que todo y cada uno de los eventos narrados acerca de Batman son verdaderos, teniendo lugar todos ellos en una línea temporal no mayor a quince años? El resultado es BATMAN R.I.P.

     Por supuesto, la lectura de este volumen no es sencilla. Hay una cantidad enorme de referencias a obras pasadas y personajes diversos como Batmite o el Batman de Zurr En Arrh, llegando incluso a incluir en su línea temporal obras consideradas no canónicas como La broma asesina. El resultado es un volumen exigente para el lector, que además busca darle una vuelta de tuerca a la conocida relación familiar con Thomas y Martha Wayne, quienes podrían no ser lo que siempre hemos pensado. Como elemento adicional encontramos dos publicaciones adicionales –Extremaunción y R.I.P. El capítulo perdido- que ayudan al lector a situarse en una línea temporal más amplia, donde la Liga de la justicia se enfrenta a Darkseid, y a encontrar qué relación tiene el Guante negro en toda esa situación.

     Es de destacar que las relaciones de Batman con la Liga son ambiguas. Así, cuando recibe la llamada de Superman, a pesar de estar hecho polvo, piensa, “Me he esforzado tanto para que me respeten que a veces se olvidan que soy de carne y hueso. En el mundo de Superman todo es mitología”.

     Por último, aunque soy desconocedor de todo lo que sucede en la enorme industria del cómic, este volumen pareciese ser la antelación del evento Metal que comenzó en el 2017, donde Batman, y la Liga de la justicia, enfrentan a Barbatos y a diversas manifestaciones de Batman que provienen del multiverso oscuro. 

NEMO: Corazón de hielo.

Author: Diego Fernando Marín
lunes, enero 8

Escrito por Alan Moore
Ilustrado por Kevin O´Neill
Traducido por Diego de los Santos
Editado por Planeta Cómic
Recomendado para Lectores en marcha
Narración gráfica

     En 20.000 leguas de viaje submarino Julio Verne creó uno de los personajes más emblemáticos de la literatura de aventuras y de ciencia ficción, el Capitán Nemo. Tanto que aún quien no haya leído la obra de Verne, sabe qué es el Nautilus y reconoce el nombre de su capitán. Tan importante fue Nemo, que también apareció en otra obra del autor, La isla misteriosa. Su nombre es un pseudónimo tras el que se esconde alguien que reniega de la sociedad y decide alejarse de ella, en busca del conocimiento, de la soledad; ganándose, de paso el corazón y la lealtad de quienes conocen.

     Alan Moore recupera el personaje para su narración gráfica, La liga de los caballeros extraordinarios y para esta obra homónima. Sin embargo Nemo: corazón de hielo, no se centra en el capitán, sino en su hija, quien ha heredado el mando del Nautilus, y con él, la lealtad de toda su tripulación. Así, escapando de quienes les persiguen después de haber robado a una sádica y poderosa reina, quien es venerada casi como una diosa, la capitana Nemo entrará en el mismo reino ya recorrido por su padre, la Antártida. Aquí, Moore, quien homenajea a Twain, Haggard, Stevenson y Stoker, entre otros, en su Liga de los caballeros extraordinarios, realiza un gran homenaje a la obra de H. P. Lovecraft, particularmente En las montañas de la locura.

     Así, Nemo y su grupo se adentrarán en un reino escabroso, más allá de los límites de su imaginación. Periplo en el que la Capitana Nemo aprenderá un poco más de su padre, a quién comienza a respetar más y entender cuál es la verdadera medida de los zapatos que comienza a calzar.

     Nemo: Corazón de hielo es una delicia para quién ha leído las obras de Verne y de Lovecraft. Así mismo, las referencias a las obras de los autores ya mencionados son un elemento adicional para el lector recorrido, pero huelga decir que quien no las capté se encontrará con una narración plena de asombro y de maravillas.

     Por otro lado, debe subrayarse que O´Neill realiza un cuidadoso trabajo traduciendo a imágenes la imaginería de Moore, y sabiendo transmitir al lector todo el horror y claustrofobia de aquestos pasajes antárticos.   

     Por último, como lector si me hubiese gustado saber, cuál es el lugar de este título dentro de la serie. Pues aunque es claro que se puede leer de manera independiente, si queda una idea de algo incompleto, de que hay que seguir cierto orden para entender del todo lo que está sucediendo.


      Con todo, Nemo es un buen relato, de esos que se leen de un tirón, pero al que volvemos una y otra vez a hacer descubrimientos y a recordar el lugar de la infancia y lo maravilloso. 

Escrito por Ryūnosuke Akutagawa, Osamu Dazai y Kenji Miyazawa
Traducido por Isami Romero Hoshino, Juan Luis Perelló Enrich y Juan Antonio Yáñez Rosado
Editado por Quaterni
Recomendado para Lectores en marcha
Antología de relatos

     Para Occidente, Japón sigue siendo hoy en día un enigma. Esto se debe en gran parte a la negativa de Japón de relacionarse con los demás pueblos hasta el siglo XIX, tanto como al hecho de que en esa época aún se hallaban estructurados como una sociedad feudal. Así, su mitología, sus costumbres y formas de pensamiento han fascinado a Occidente desde entonces. Con todo, su literatura nos sigue siendo elusiva, aunque hay relatos como La novela de Genji o escritores como Haruki Murakami, Yukio Mishima o Kenzaburō Oe, que son reconocidos, gran parte de la obra literaria japonesa sigue siendo elusiva al lector en común, en parte por la extrañeza que nos puede causar, en parte por las dificultades de traducción intrínsecas.

     Tres maestros de la literatura. Antología de relatos japoneses, nos permite un vistazo al Japón de la modernidad - “(En Japón nos referimos como modernidad a cualquier etapa posterior al siglo XIX)” (p. X)-, a ese Japón que ya ha estado en contacto con Occidente, pero donde sus creencias, supersticiones y tradiciones aún son fortísimas. Así, nos presenta la obra de Ryūnosuke Akutagawa, caracterizada por tener una atmósfera donde las visiones, las brujas y las transformaciones hacen parte de la cotidianidad. De hecho, este autor es quien ocupa casi la mitad del libro, en parte por la extensión de sus relatos – La anciana fantasmagórica, ocupa 60 de las 217 páginas del libro -, en parte por el interés que genera su obra. Sin embargo, también hay que señalar que su elaboración, su traducción, deja una sensación de aspereza en el lector, como de falta de fluidez, situación que no se presenta en los otros dos autores. Por su parte, Osamu Dazai, presenta su obra alrededor de conflictos bélicos, del impacto que dejaron en Japón y, por qué no decirlo, de la importancia del Sake en esta cultura oriental. Finalmente, Kenji Miyazawa presenta textos principalmente dirigidos a un público infantil, similares a nuestros cuentos de hadas y relatos folclóricos. Hay que mencionar que estos textos se presentan como inéditos.

     De esta manera, la antología presenta un amplio espectro de historias fascinantes, que atrapan al lector y lo sumergen en una atmósfera que le es común y a un tiempo extraña. El resultado, no solo es bueno, si no que es un gran aporte a quienes gustan de la gran literatura.  

   PD1: El libro hace parte de una nueva iniciativa en Cali denominada BilioMio, consistente en ubicar bibliotecas públicas en las estaciones del sistema público de transporte en Cali. Al momento hay dos y la burocracia para la inscripción es poca, aunque los horarios son poco favorecedores para quienes seguimos los llamados horarios de oficina.

     PD2: Gracias a Martha Rengifo, lectora fiel, por la muñeca que acompaña el libro en la fotografía. Está fabulosa.       

VIAJEROS

Author: Diego Fernando Marín
viernes, diciembre 29


Escrito por Pablo Montoya
Ilustrado por José Antonio Suárez Londoño
Editado por Tragaluz Editores
Recomendado para grandes lectores
Poesía
    
     Viajeros hace parte de una colección de Tragaluz Editores llamada Poemas ilustrados que, como su nombre lo dice, buscaba acompañar la colección de poemas que se presentaba. Así, junto a Montoya aparecen nombres como Giovanni Quessep, Meira del Mar o Juan Gustavo Cobo Borda. La colección se caracterizaba además por traer un pequeño documento en audio que recopilaba la lectura de los textos por parte de su autor. Es un pequeño disco plateado sin ninguna señal de su importancia, casi como si a la editorial se le hubiera ocurrido a última hora incluirlo en la publicación.

En ese momento, 2011, el nombre de Pablo Montoya se conocía por tener en su haber la publicación de algunos libros de cuento y de poesía. Viajeros, de hecho había sido publicado en 1999 por la Editorial de la Universidad de Antioquía. Montoya no había prefigurado aún el Tríptico de la infamia. Era, por decirlo de alguna manera, un ilustra desconocido que tejía su camino.

Jorge Cadavid, en el Posfacio de Viajeros afirma que “La prosa lírica de Pablo Montoya no encaja en la tradición poética colombiana, su voz es completamente nueva” (p. 101). El trabajo de Montoya en este caso es variado, propone un acercamiento a diversos viajeros en la historia a través de la poesía en prosa. Sus descripciones son vívidas y plenas de asombro, la voz con que dota a algunos de los personajes de la ficción y en la historia, no se encuentran exentas de sorpresa y belleza. Así, Moisés se queja,

¿No sufrí la humillación, el destierro, la agonía de saberme de ninguna parte? Pudiendo espantarme con el paso de mis horas, y olvidar tu designio, obedecí. Me alejé del hogar. Dejé de ser amante. (…) Si fui soberbio, fue para no sucumbir a un derrumbe que me pareció ineludible. Si tuve excesos, ellos apenas mostraron una frágil imagen de los tuyos. Pero ahora dices que la tierra ansiada no la pisarán mis pies. Y ordenas mi retiro. Como si yo fuera una cosa gastada e inútil (p. 13).

     Por su parte, en Un Makua explorará un tema caro para su prosa futura, los tatuajes,

El tatuaje a veces es un escueto dibujo para la danza. (…)Los asesinos llevan un sol negro en el cuello. Y al sumiso, dos palos cruzados le cubren el mentón. Cuando el tatuaje es un círculo hecho en el tobillo, secretos de la tierra se han revelado al portador. Una diminuta línea trazada en la yema de un dedo es el poema, lo único que perdura (p. 27).   
    
Cada texto, que no suele sobrepasar la página de extensión logra desestabilizar al lector con una figura plena de belleza. Sin embargo, Jorge Cadavid miente al decir que su voz es completamente nueva, pues hay un poemario importante que antecede en intenciones al de Montoya. En este caso se trataría de El país del viento de William Ospina, que busca hacer un recorrido por la historia de América a través de la poesía. Incluso, el tono llega a ser similar en algunos momentos, incluso ambos poemarios tienen un tema al final en común, al astronauta. Con todo, la obra de Montoya llama al detenimiento, a la fascinación, al descubrimiento. Comienza a perfilar una nueva tradición poética que se detiene en los personajes y en los hechos, que se detiene en las características del recorrido - en el horror de Dante al descubrirse su propio guía- más que en el destino del camino.

Un libro que es el indicado, para terminar una etapa, y es el indicado para abrir las puertas de otra.

                

LA BALADA DEL MAR SALADO

Author: Diego Fernando Marín
jueves, diciembre 21

Escrito e ilustrado por Hugo Pratt
Traducido por Miguel Sánchez y Manel Domínguez
Editado por Norma Editorial
Recomendado para Lectores en marcha
Narración grafica – novela gráfica

     Hace poco Martha, mi fiel lectora, se ha manifestado acerca de las novelas gráficas, afirmando que no la criaron para eso, que le resultaban más difícil que leer a Murakami.  Aunque por lo general, no suelo discutir acerca de las opiniones de los lectores, creo que este volumen de Hugo Pratt sería perfecto para que Martha, y cualquier lector que iniciase con la lectura de narración gráfica, dejara sus resquemores a un lado y se abocara a la lectura de este tipo de obras. En suma porque se trata de una historia bien narrada. Un ejemplo de ello es la magnífica forma en que comienza,

Soy el Océano Pacífico. El mayor de todos. Me llaman así desde hace mucho. Pero no es cierto que esté siempre tranquilo. A veces me enfado y la emprendo con todo y con todos. Hoy mismo acabo de calmarme de la última rabieta. Creo que barrí tres o cuatro islas y destrocé otras tantas cáscaras de nuez, de esas que los hombres llaman barcos… (p. 37)

La balada del mar salado es una historia de aventuras clásicas. El relato de un hombre que vive por y para la aventura, y también la primera vez que Corto Maltés irrumpe en la narración de Hugo Pratt.

Pratt ha narrado con anterioridad historias como las de Sandokán, el tigre de la Malasia o La isla del tesoro. Sin embargo, su protagonista por excelencia es Corto Maltés, un marinero mercenario fiel a sus principios, quien termina haciendo lo correcto, siempre a su pesar. En La balada del mar salado Corto Maltes irrumpe por vez primera, amarrado de cualquier forma a una balsa malhecha, proveniente de una aventura que Pratt no nos cuenta.

Maltés, como el hombre de aventura de antaño, el héroe de la literatura juvenil con la que muchos crecimos, es un héroe por derecho propio, no está aprendiendo a ser un héroe o encontrando los valores que le conforman, no está encontrándose a sí mismo. Él ya sabe quién es, el resto es su lucha constante contra el destino y los hechos que se le oponen. No implica, debe aclararse, que sea un personaje unidimensional; pues Corto Maltés aprende, se contradice y crece de forma constante. Y no deja de ser curioso que, con todo, sea una novela de crecimiento, pues junto a Corto se encuentran Caín y Pandora Groovesnore, quienes son secuestrados, mantenidos en cautiverio, y quienes pasan de ser dos niños malcriados y mimados, a dos jovenzuelos con criterio, aprendiendo que la vida está más llena de tonos de gris que de claroscuros.

Por otro lado, esta es una edición de lujo. Así que acompañando el relato gráfico hay un prólogo de Marco Steiner y unas fotografías de Marco D´Anna. Sin embargo, también hay que decir que Steiner logra un texto aburrido, deshilvanado, que se va por las tramas de tal manera que al final afirma que “Hay un hilo sutil” (p. 28) que une los diversos temas de los que habla. Tan sutil, quizá, que pasa desapercibido para el lector común. En contraste, las fotografías de D´Anna son de una gran belleza, de esas que hacen detener al lector y le conectan con el relato que viene después de ellas.

En resumen, si apenas te inicias en los relatos gráficos, esta es una buena forma de empezar. Si eres un lector avezado en relatos gráficos, esta es una buena forma de encontrarte con uno de los maestros.      

PAGINA DE DIARIO. SÉPTIMA ENTRADA.

Author: Diego Fernando Marín
martes, diciembre 19




En Julio de 2016 me hicieron una entrevista para Radio Uruguay. Más exactamente para un espacio dedicado a la Literatura Infantil y Juvenil (LIJ) llamado Había una vez. El encuentro lo había posibilitado Raquel M. Barthe, quien desde hace 18 años edita de forma digital una revista e literatura infantil llamada El Mangrullo. El espacio para realizar la entrevista fue para mí un momento azaroso, estaba encerrado en el laboratorio del colegio donde laboro si tener ni idea de cuánto iba a tardar la entrevista ni cómo comportarme propiamente, pues el programa se realizaba en Uruguay, se grababa con antelación, y yo no recordaba si decir buenos días, buenas tardes o buenas noches. De repente, sentí que se despedían de mí, y la línea quedaba en blanco, resultando que al final colgué sin saber que decir ni que hacer, ni si había actuado de manera correcta o si la llamada solo se había cortado.

Todo este prólogo para encontrar hoy la entrevista en la página de Radio Uruguay. Me he emocionado, debo decir, aunque la foto no corresponda conmigo, pero me he emocionado, porque la entrevista da cuenta de un momento que todavía me afecta, y es la necesidad de defender esos libros que se supone no se les debe leer a los niños y jóvenes. Libros como Juul o El libro triste o Los pequeños macabros.

FLASH GORDON. Tomo I (1934 – 1937)

Author: Diego Fernando Marín

Escrito e ilustrado por Alex Raymond
Sin datos de la traducción
Editado por Ediciones B
Recomendado para Lectores en marcha
Narración gráfica – historieta

     Por motivos que desconozco en la prensa colombiana Flash Gordon no existió, en su lugar se hallaba Roldán el Temerario y, si la memoria no me traiciona, no protagonizaba su propia historieta, sino que era un personaje que aparecía y desaparecía de la historieta de Mandrake, el mago. Incluso, años después, Mandrake, Lotario, Roldán y el Fantasma, se enfrentaban contra las fuerzas del mal, encabezadas por Ming, el despiadado, bajo el nombre de Los defensores de la Tierra, un programa de dibujos animados de mediados de los 80´s, que hoy incluso se puede ver en youtube. Hubo de pasar casi un par de décadas para que pudiese conciliar la imagen de Roldan con la de Flash Gordon.

     Ha de tenerse en cuenta que la narrativa de los inicios de la ciencia ficción era bastante maniquea. Se trataba del bien, quien generalmente estaba encarnado en la figura del atlético héroe temerario, y el mal, quien estaba encarnado en la demoniaca criatura extraterrestre o en el malvado tirano opresor. Además, en aquella época la ciencia no siempre era precisamente el fuerte de la ciencia ficción, sobre todo cuando se trataba de la Space Opera, subgénero caracterizado por el protagonismo de las grandes aventuras espaciales. Ejemplos clásicos de Space Opera son Star Wars, Star Trek y Flash Gordon.

     Flash Gordon protagoniza la típica fantasía de los adolescentes de comienzos del siglo XX, donde el héroe visita espacios exóticos, siendo disputado por hermosas mujeres –aunque le guarde fidelidad a una-, y se puede abrir a puñetazos un lugar en la historia. Ya en la cuarta página de este volumen recopilatorio, Gordon –“famoso deportista graduado en Yale” (p. 5)- se ha enfrentado a tres monstruos diferentes, ha desafiado a Ming el despiadado, Emperador del planeta Mongo, y es llevado a una arena de combate para enfrentarse a cuatro monos rojos de Mongo. Lo que sucede en las páginas subsiguientes es acción frenética sin pausa, cliffhanger tras cliffhanger, Deus ex machina tras Deus ex machina, criatura extraterrestre tras criatura extraterrestre, naves, traiciones e intriga. Todo sin pausa alguna, sin un solo minuto en que el héroe pueda recuperar el resuello. El resultado es una historieta tremendamente divertida, perfecta para pasar una tarde entera con palomitas y coca-cola. El equivalente perfecto a las películas de superhéroes del día de hoy.

     Si bien el tiempo no ha sido misericordioso con este tipo de narración –el narrador en off es predominante, los personajes unidimensionales, las acciones pueden llegar a ser inverosímiles-, debe tenerse en cuenta que su inicio también fue más ingenuo. Frente a personajes como los héroes de historieta actuales (Batman, Sandman, Hulk), Flah Gordon no tuvo oportunidad de evolucionar a lo largo del tiempo. De hecho, su duración en prensa tuvo lugar desde 1934 a 1944, y las tiras recopiladas en este volumen corresponden tan solo a las publicaciones dominicales de la época. Con todo, si se puede ver el avance en la ilustración de Alex Raymond, que ya en las páginas finales del volumen logra llegar a la elaboración de ilustraciones magistrales.


     Flash Gordon no está destinado para aquellos que buscan siempre que la lectura transforme sus vidas o su forma de ver el mundo, en cambio es un ejemplo perfecto de cómo la lectura es una forma de ocupar el tiempo libre o un espacio para volver a la  niñez, para la nostalgia.        

LA GUERRA DE CALIBÁN

Author: Diego Fernando Marín
lunes, diciembre 18

Escrito por James S.A. Corey
Traducido por  David Tejera Expósito
Editado por Ediciones B
Recomendado para jóvenes lectores
Novela – ciencia ficción

     El ser humano es estúpido. Nos basta para comprobarlo asomarnos a las páginas de cualquier periódico  o a los comentario en cualquier red social. Nos basta asomarnos a nuestra historia y hacer las extrapolaciones de nuestros posibles futuros. Al menos yo no veo ninguna posibilidad de que, como especie, lleguemos a buen puerto.

     La guerra de Calibán continúa poco después de los hechos narrados en El despertar del Leviatán, con la protomolécula en Venus y el equipo de Holden adscrito a la Asociación de Planetas Exteriores (APE), volando en la Rocinante, a la caza de unos cuantos piratas espaciales. Tenemos así unos cuantos chistes, una visión de cómo el equipo se ha ido integrando, convirtiéndose en una familia, y de cómo han conseguido ganarse la vida. Sin embargo, no muy lejos de ahí, en Ganimedes, una extraña criatura, una criatura que puede sobrevivir en el frío espacio sin emplear un traje espacial, enfrenta y destroza a un batallón de la ONU y luego a uno de Marte, dejando tan solo una superviviente. Muchas preguntas surgen entonces, ¿estamos solos en el universo?, ¿qué tipo de criatura puede sobrevivir en la hostilidad del espacio?, ¿cuál es su origen?, ¿cuáles son sus intenciones? Y, sobre todo, ¿ante quien responde?

     Si comencé refiriendo la estupidez humana es porque uno de los principales ingredientes de este relato, es la política y su encarnación es la subsecretaria de la ONU, Avasarala; también es porque en la búsqueda de conseguir un arma, alguien, de la Tierra Marte o de la APE, ha estado modificando la protomolécula.

       El resultado de todos estos elementos es una ópera espacial – Space Opera- ágil, entretenida y, ante todo, muy humana. En este caso, los elementos científicos y tecnológicos, ponen en escena las emociones humanas, tanto positivas como negativas, en todo su esplendor. Si bien la prosa de Corey no va alcanzar un premio nobel, sí tenemos a un escritor (Está bien, son dos bajo un solo pseudónimo) que se preocupa por construir personajes que se sienten de carne y hueso, que no son dispositivos unidimensionales que están al servicio de la trama. Así, incluso un personaje tan básico como Amos, logra que el lector se preocupe por él, y que ahogue un grito de horror cuando la ocasión lo amerita.

     Esperamos ver pronto la continuación de esta obra, esperamos saber qué sucederá con Holden y su equipo, y como se resuelve ese cliffhanfer que nos deja un poco con el alma en vilo.

P.D.: Infortunadamente veo que en mi país, la sección que la ciencia ficción se había ganado en los escaparates se está perdiendo a favor de la fábrica de clones que es hoy en día la literatura juvenil.       

KINGDOM COME

Author: Diego Fernando Marín
sábado, diciembre 9

Escrito por Mark Waid
Ilustrado por Alex Ross
Traducido por Bárbara Azagra Rueda y Albert Agut Iglesias
Editado por ECC Ediciones
Recomendado para Jóvenes lectores
Novela gráfica – narración gráfica

     Hay un auge tremendo en el mundo de la narración gráfica. Cada día surgen nuevos autores, nuevos títulos, nuevas editoriales. Cada día, podemos encontrar en internet nuevas sugerencias, dibujantes de todas las tendencias, proponiendo historias de carácter infinito. Más aún, esas historias están saltando a otros medios como el cine, y del cine también a las páginas. Así, una serie como Dr. Who –mi amada Dr. Who- tiene un mundo audiovisual –también hay audiolibros-, impreso y de narración gráfica. Por otro lado, Star Wars reconoce un mundo canónico que va mucho más allá de las películas, incluyendo historietas y series animadas. Con todo, el mundo de hoy reconoce que hay una narración gráfica más allá de los superhéroes que se va extendiendo y cobrando cada vez más relevancia. Una narración gráfica que incluye títulos como Virus tropical, Persepolis o Asterios Polyp, títulos que son historia.

     Sin embargo, hay en los relatos de superhéroes algo que concierne de manera directa a lo que somos. Hay algo que nos habla cuando vemos a personajes como Superman o Batman o la Mujer Maravilla –la sacrosanta Trinidad de DC Cómics-; hay algo que nos grita al inconsciente algo relacionado con Dioses y Héroes. Como en toda mitología hay relatos reconocidos y otros no tanto; hay algunos que contradicen todo lo que sabemos de los héroes, en tanto hay otros en cuya brutal simpleza encontramos una verdad simple y pura. Hay relatos como Kingdom Come.

     Este título de Waid y Ross se inscribe en los denominados Else Worlds (otros mundos), que son historias no canónicas del mundo de superhéroes. En este caso, encontramos un mundo donde una segunda generación de seres con súperpoderes, los llamados metahumanos- asola la tierra, no siguiendo ya la búsqueda de verdad, esperanza y justicia, sino simplemente buscando mostrar quien es el más fuerte. Ante esta situación, un Superman ya retirado, que ha perdido a su amada Lois Lane, debe intervenir, y lo hará con una mano de hierro en busca de poner un orden. No cuenta con la intransigente ira de la Mujer Maravilla ni con la astucia perenne de un Batman totalitarista. Más aún, no cuenta con la profunda decepción de los metahumanos que sintieron que eran abandonados en su momento.

     Kingdom Come habla de la humanidad, de la imposibilidad de marcar una división entre humanos y metahumanos en un mundo que necesita seguir construirse de nuevo, encontrar su rumbo. A la par del relato de Waid se encuentra la ilustración del increíble Alex Ross, una autoridad en la ilustración, que ha trabajado tanto para DC como para Marvel. El resultado es un gran cómic, con el sabor de un clásico, ya saben de una de esas historias que son contadas una y otra vez, ya sea en una pantalla o al calor de un buen fuego.      


BATMAN. BLACK AND WHITE

Author: Diego Fernando Marín
viernes, diciembre 8

Autores varios
Ilustradores varios
Traducido por Gonzalo Quesada
Editado por Planeta De Agostini
Dirigido a Lectores en marcha
Historieta – Narración gráfica

     Una de las cosas que casa al neófito en cómics (me incluyo) es su ingente cantidad de líneas narrativas, de universos, mundos, personajes. Amén de esto, los relatos no parecen tener fin. Superman tiene ya 79 años de aventuras, tiempo en el que ha enfrentado a cualquier cantidad de villanos y problemáticas, desde su propia crianza hasta su matrimonio, muerte y descendencia. Amén a esto, cada escritor e ilustrador tiene su propia visión del personaje, enfrentando al mismo tiempo la reacción del público, lo que deja a un nuevo equipo de ilustrador, editor, dibujante, encargado de  definir si siguen con lo establecido o inventan una paradoja temporal o declaran la línea anterior como no canónica. Así mismo, si hay un nuevo suceso que atrae el lector, en diversas ocasiones tendrá que leer (o el mismo cómic lo refiere) otra cantidad ingente de cómics para poder entender a cabalidad todas las referencias y/o easter eggs que hay en ese suceso. Como dije, puede llegar a ser agotador.

     Batman. Black and White no es nada de eso. Se trata de una colección de 20 relatos gráficos protagonizados por El Caballero de la Noche. Cada uno de ellos se resuelve en unas pocas páginas; cada uno de ellos aporta una nueva mirada a uno de los héroes favoritos de DC cómics. Por otro lado, el nombre de Black and White, aunque parezca obvio, tiene que ver con el hecho de que todos los relatos están dibujados en Blanco y Negro, lo que le da al volumen un aire de antiguo, lo que nos recuerda que hubo un momento en que las historias eran más sencillas y, también, que un exceso de colores no hace necesariamente bueno a un relato gráfico.

     Para reforzar esta idea se encuentran los nombres de guionistas como Neil Gaiman Bruce Timm y Katsuhiro Otomo. En tanto que en la ilustración se encuentran los nombre de Liberatore, Teddy Kristiansen, Brian Stelfreeze y el enorme Alex Ross.

     Quien quiera hacer una pequeña visita a Ciudad Gótica y conocer a su campeón enmascarado, podrá hacerlo a través de las páginas de Batman. Black and White sin sentirse abrumado en ningún momento, asistiendo como un voyeur a los innumerables hechos que tienen lugar en sus atestadas calle, donde el mal no descansa, ni tampoco la justicia.    

EL PARAÍSO PERDIDO

Author: Diego Fernando Marín
miércoles, diciembre 6


Escrito e ilustrado por Pablo Auladell
Basado en la obra de John Milton
Publicado por Editorial Sexto Piso
Recomendado para Grandes lectores
Novela gráfica - poesía - narración gráfica

     No me gustan mucho las adaptaciones de las obras literarias a la narración gráfica. No me gustan porque siento que se pierde mucho de su esencia. Pero si he de ser sincero, también me sucede que no me gusta ver adaptados los libros que amo a otro lenguaje, ni siquiera al audiolibro. Me gusta leer, porque me gusta imaginarme los sucesos, o porque me gusta acceder a las imágenes que me sugiere el novelista o el poeta. Me gusta adentrarme en un mundo que acontece en algún lugar a mitad del camino entre lo que dice el escritor y lo que yo  infiero o aprehendo.

     Hace mucho tiempo leí El paraíso perdido de John Milton, y hace algún tiempo menos descubrí la obra de Pablo Auladell, con La feria abandonada (reseñada en este blog en su momento). Así que cuando supe que este libro existía, algo parecido al asombro se instaló en mí, y desde ese momento quise leer el resultado de Auladell adaptando a Milton. En algún momento leí que esta adaptación había ganado un premio, y luego, quizá, me acordé que en mi adolescencia había leído algunas narraciones gráficas colombianas que adaptaban poemas a la manera de Heavy Metal. Dicho de otra forma, no me era desconocido que en algunos momentos la poesía se encuentra con la narración gráfica, más allá de los caligramas o de Liniers.

     El resultado no ha podido ser más satisfactorio. El paraíso perdido de Auladell no busca sustituir en ningún momento a El paraíso perdido de John Milton. Por el contrario, da cuenta de la dificultad de la empresa, propone sus propias imágenes, sus propios enigmas y las nuevas metáforas que surgen, destacan por su vitalidad. Auladell no busca una representación mimética de Milton, está consciente de que lo suyo es una aproximación. Su demonio, igual de fuerte, igual de imponente que el de Milton, no es, empero, el ángel más hermoso de todos cuantos han existido. En cambio, aparece tocado con un sombrero y un cayado se sostiene en sus manos. A falta de elocuencia le sobra grandeza.

     Auladell no se ahorra nada, no se ahorra la arrogancia, no se ahorra la envidia, no se ahorra la tristeza, pero, más importante aún, no se ahorra la esperanza, no se ahorra en ningún momento que para el creyente existe una posibilidad de ser salvado. Aquellos que no creemos en ninguna fuerza ultraterrena, que no creemos en ningún mesías, nos dejamos adornar el rostro con una sonrisa, mientras pensamos que el arte es una de las formas más grande de redención y esperanza.                   

LA TRILOGÍA DEL LÍMITE

Author: Diego Fernando Marín
martes, diciembre 5

Escrito e ilustrado por Suzy Lee
Traducido por Albert Vitó I Godina
Publicado por Barbara Fiore Editora
Recomendado para Grandes lectores/ Promotores de lectura
No ficción – Ensayo – Libro ilustrado
    
     Nos hablan de los límites como de algo que se debe romper siempre. No hay límites, nos dicen; si alguien imagina algo, otra persona podrá hacerlo; los límites están en la imaginación, insisten. Sin embargo, día a día, paso a paso, nos encontramos con diversas señales que nos limitan, que nos dicen qué hacer y qué no hacer. Alto, no pitar, prohibido fumar, prohibido pegar carteles, velocidad máxima 60 kilómetros por hora, etc. De hecho insistimos en la necesidad de los límites para los niños y jóvenes, debe haber unas horas fijas para dormir, para jugar, para estar con amigos, para ver televisión, para amar. Los límites nos ayudan a construirnos como sujetos, a definir quiénes somos.

     Encontré La trilogía del límite de manera accidental. Quería leer algo de Suzy Lee, cuya obra siempre me ha atraído, pero que por alguna razón siempre había recorrido por encima. Estaba La ola, por supuesto, y Espejo, pero el nombre de esta obra fue en verdad más atractivo. En primer lugar porque no relacionaba de ninguna manera la obra de Lee con una saga o serie de libros y, en segundo lugar, porque el nombre evocaba algo noble y elevado.

     Aunque no se trató de lo que pensaba, si se trata de una obra noble y elevada.

     La trilogía del límite hace referencia a los elementos en común de los libros La ola, Espejo y Sombras. Libros donde, precisamente, Lee juega de manera constante con el espacio divisor más común en los libros, un espacio que por lo general, quienes disfrutamos las obras ilustradas, detestamos, pues parte las ilustraciones panorámicas, las fractura, recordándonos que estamos inmersos en un libro. En contraste, Lee parte de ahí para estructurar su obra, para encontrar un referente que no divide la realidad de la fantasía, sino que les permite interrelacionarse, estructurarse. De esta manera, el límite se convierte, no en una fractura, si no en una posibilidad de construir algo más allá de las dualidades mismas.

     En las páginas de La trilogía del límite el lector encuentra develados muchos de los elementos con los que Lee ha construido sus libros, pero también la forma en qué concibe a los álbumes,

El lector tal vez no esté acostumbrado a los libros sin palabras. Aunque las imágenes son más intuitivas, eso no significa necesariamente que resulten más sencillas de comprender. Para leer álbumes ilustrados mudos son necesarias unas habilidades deductivas básicas y la capacidad de comprender códigos y señales de las imágenes. (p. 146)

     Así mismo muestra, a través de diversos ejemplos, como los niños pueden acercarse con una mayor intuición a los álbumes que los adultos, quizá por sus prejuicios, quizá por su premura.

     La trilogía del límite es una obra excepcional que brinda claves a autores, lectores e investigadores, tanto acerca de la forma en que se construye un álbum, como la manera en que la pueden recibir los lectores de diversas edades. Un libro recomendado para todo aquel interesado en la narración gráfica y/o en la LIJ.